UA-97032533-1
Implicaciones de Registrar una Marca : Acciones legales

Implicaciones de Registrar una Marca : Acciones legales

El ejercicio de acciones legales es una de las prerrogativas naturales que tienes al registrar tu marca. More »

La Marca Registrada

La Marca Registrada

Es una breve explicación sobre qué significa ese término y qué implicaciones tiene para tu negocio o emprendimiento. More »

La Protección de tus Obras

La Protección de tus Obras

Tocamos aspectos básicos acerca de la importancia de la protección de tus obras musicales ante los organismos competentes. More »

 

Monthly Archives: abril 2016

Implicaciones de Registrar una Marca : Ejercicio de acciones legales

Acciones legales

Por: Giovanni Rossomando D.

Estimados lectores continuando con nuestras publicaciones sobre las implicaciones que tiene registrar una marca, en esta oportunidad conversaremos acerca del Ejercicio de Acciones Legales para proteger eficazmente la misma.
La marca y los abusos de terceros

Una de las finalidades fundamentales de registrar mi marca es la de distinguirme de mi competencia, siendo plenamente identificable por mi público. Cuando se desarrolla una idea y ésta funciona no suelen tardar quienes quieran hacerse ganancias a costilla de nuestro esfuerzo en creatividad, capital y comercialización. Sin embargo si no poseo un título que me acredite como legítimo poseedor de los derechos de propiedad sobre mi marca, será prácticamente imposible poder evitar que el abuso de terceros suceda.

Recordemos que los derechos de marca son derechos de propiedad o dominio sobre un bien inmaterial y consisten en una facultad exclusiva de usar el signo en el mercado para los productos y servicios registrados, y una facultad de impedir a terceros la utilización no consentida de dicha marca o de signos similares que pudieran confundirse.

Por ello en  caso de no tener mi marca registrada, sencillamente no podré ejercer acción legal alguna en contra de personas que la estén imitando o usando sin mi autorización, no importa cuánto tiempo tenga usándolas en mi negocio o actividad comercial. El registro me permite legitimarme para accionar contra todo competidor que pudiera de este modo, abusar de mis marcas y generar confusión en mis clientes o público objetivo.

Registro de marca y Acciones legales

El Registro es el vehículo legal que me va a conferir la exclusividad en cuanto al uso y defensa de mi marca respecta.  Este derecho se constituye en el momento en que la autoridad administrativa de mi país produce la emisión del Título de Registro el cual me atribuye la propiedad de mi marca.

Ejerciendo la protección de mi marca

El titular de la marca tiene la exclusividad de ejercer las acciones para su protección.

Las acciones legales que puedo ejercer en caso de verme en una circunstancia que me obligue a ello son básicamente de tres tipos:


Acciones privadas: Puedo dirigirle específicamente al infractor de mis derechos una prohibición de uso de mi marca apercibiendole de las consecuencias que le acarreará el no hacer debido acatamiento de mi prohibición a su conducta lesiva hacia mi marca.

Acciones Administrativas: Durante un proceso de registro de marcas de un tercero puedo ejercer oposiciones al registro de marcas de ese tercero por considerar que su pretensión de obtener el registro de la marca que solicita lesionaría mis derechos como titular de mi marca.

Acciones Jurisdiccionales: Si decido acudir ante un Tribunal para hacer valer mis derechos en cuanto mi marca se refiere, dispongo de esta posibilidad que me es conferida exclusivamente a mí por ser titular del Registro de mi marca. Estas acciones a su vez pueden ser de naturaleza civil, como por ejemplo una acción para reclamar indemnización por daños y perjuicios, así como de naturaleza penal si el abuso de terceros ha significado la comisión de un hecho punible además del daño que me ha ocasionado.

Así pues en conclusión tengamos presente que estas posibilidades sólo las puedo tener mi disposición como exclusivo titular por ser  Implicaciones de Registrar una Marca : El ejercicio de acciones legales, en este caso que acabamos de explicar.

 

 

 

 

 

 

Panamá Papers: la delgada línea entre la ética y el encubrimiento

Panamá Papers

Por Giovanni Rossomando D.

En estos tiempos cuando leemos una noticia que comienza con el simpático mote “filtración de documentos”, ya sabemos que hay una experiencia de obtención de información que ha ocurrido de manera non sancta. Pero cuando nos enteramos de que va el asunto resulta que la información “filtrada” revela situaciones menos santas aún que señalan a personalidades cuya reputación queda a partir de esa “filtración” quedará sujeta a muchas explicaciones que dar.

Panamá Papers es la referencia de lo que ya se considera como la más grande filtración de documentos e información sobre paraísos fiscales que se tenga noticia hasta el momento. Once millones de documentos fueron filtrados de una de las compañías más reservadas del mundo, la firma legal panameña Mossack Fonseca. Dichos documentos muestran cómo Mossack Fonseca ayudó a clientes a lavar dinero, esquivar sanciones y evadir impuestos.

Panamá Papers: los documentos

Según la BBC quien lleva un interesante seguimiento de la noticia de Panamá Papers aún pleno desarrollo, Los documentos muestran vínculos con 72 jefes de estado actuales y pasados, incluyendo algunos acusados de saquear sus propios países.

Estos documentos fueron obtenidos por el diario alemán Sueddeutsche Zeitung y compartidos con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación(ICIJ, por sus siglas en inglés).

Gerard Ryle, director del ICIJ, dijo que los documentos –considerados la mayor filtración de la historia– abarcaban los negocios del día a día de la firma panameña Mossack Fonseca en los últimos 40 años, la cual se dedica a servicios legales diversos, entre los cuales destaca la creación de empresas offshore, epicentro de todo el escándalo en ebullición. “Pienso que la filtración va a convertirse probablemente en el golpe más grande que el mundo de la banca offshore (extraterritorial) jamás haya recibido, debido al alcance de los documentos”, afirmó Ryle.

Esta actividad incluye toda clase de conexiones con gobiernos de exlíderes como Muahmar Gaddafi, Hosni Mubarak, Hugo Chávez, pasando por Jefes de Estado actuales como Vladimir Putin, el Primer Ministro de Islandia, Sigmundur Gunnlaugsson, pasando hasta por la familia real española, y hasta con deportistas como Lionel Messi, Michel Platini entre otros, cineastas como pedro Almodóvar, y un largo etcétera de personas allegadas a gobiernos de casi todo el orbe.

Panamá Papers: La cuestión ética

Pero lo cierto es que el escándalo recién iniciado de los Panamá Papers, es que reveló los mecanismos usados por muchos poderosos y millonarios para esconder riquezas y evadir impuestos. Panamá se ha especializado, entre otras cosas, en proveer servicios financieros “offshore”, extraterritoriales, a clientes que no residen habitualmente en el país, lo que siempre ha generado suspicacias ya que los centros “offshoresuelen convertirse en un vehículo para la evasión de impuestos para una élite extranjera.

“Los países que son calificados de paraísos fiscales son los que tienen regulaciones que permitan a personas abrir cuentas o establecer empresas sin revelar cierta información y usando estructuras que no son accesibles a los gobiernos de origen de dichas empresas”, asegura a BBC Mundo – una de las fuentes de esta nota – Allison Christians, experta en derecho tributario de la Universidad de McGill en Canadá.

Los defensores de la industria financiera panameña y de otros centros “offshore” recuerdan, sin embargo, que hay razones perfectamente legítimas para mantener cuentas extraterritoriales, como la cobertura de riesgos políticos, de divisas y de otra índole.

Panamá por su parte objeta con vehemencia el calificativo de “paraíso fiscal” y las reacciones oficiales ante el escándalo en curso han sido considerables.

Panamá papers Vs Wikileaks y otros casos

Cuadro comparativo de Panamá papers Vs Wikileaks y otros casos

Los documentos – 11 millones de ellos – que fueron “filtrados” muestran cómo la firma Mossack Fonseca ha ayudado a clientes a lavar dinero, eludir sanciones y evadir impuestos. Representantes de Mossack Fonseca por su parte dicen que dicha firma ha operado sin reproches por 40 años y nunca ha sido acusada o imputada por actos criminales.

Sin embargo en todo este asunto que ha comenzado a generar consecuencias políticas y judiciales, hay un elemento de muy cuestionable valor: el modo de obtención de la información. Así con todo esto previamente claro, en el caso Panamá Papers el hecho de que ocurriése una “filtración” – calificativo bastante molesto para referirse a la obtención por medios de dudosa legitimidad – de la información que una firma de servicios profesionales venía ofreciendo, es un evento que no sucede por casualidad y que sin duda debe señalar a muchos más factores que los naturalmente “filtrados” bajo el pretexto de una investigación periodística.

Caben muchas preguntas de carácter ético. Por una parte en cuanto a la firma Mossack Fonseca, ¿hasta dónde el secreto profesional se confunde con el encubrimiento de actividades tendientes a cometer hechos ilícitos?. En cuanto a la “filtración” de los 11 millones de documentos, ¿qué credibilidad se le puede atribuir a una información obtenida ilegítimamente, sustrayendo ésta o violentando protocolos de seguridad informáticos?; ¿qué asegura que la información así obtenida sea una información veraz?, ¿cómo queda la reputación de personas e instituciones ante la vulnerabilidad de su seguridad?. Hay mucha tela qué cortar con los Panamá Papers: la delgada línea entre la ética y el encubrimiento. Sin duda esto apenas comienza.